Mejor Once de la Jornada 38 de Segunda División 2019/20

Mejor Once de la Jornada 38 de Segunda División 2019/20

0
Compartir

Mejor once de la Jornada 38 en Segunda División que deja al Cádiz como líder y al Huesca en puestos de ascenso directo. Zona de Playoffs para Zaragoza, Almería, Girona y Elche. En descenso encontramos a Oviedo, Lugo, Extremadura y Racing.

Portero

Gabriel Brazão (Albacete). Volvía a la titularidad el joven guardameta brasileño y lo volvió a hacer muy bien. Tercer partido que disputa (Rayo y Girona anteriormente) y en esta ocasión dejó su portería a cero. En la primera parte ya le negó el gol a Juanpi tras una falta. En la segunda, primero Keidi Bare y casi al final del partido Hicham, no pudieron batir a Brazão.

Defensas

Pacha Espino (Cádiz). El lateral uruguayo volvió a hacer un gran partido como nos tenía acostumbrado. Un dolor de cabeza para la banda derecha del Oviedo que no pudo pararle. Después de una pared con Perea se plantaba en el área y asistía al Choco para que hiciera el 1-0.

Adrián Diéguez (Alcorcón). Uno de los mejores centrales de la Segunda División, el jugador cedido por el Alavés, es un seguro para Fran Fernández en la parcela defensiva, además de en la creación de juego. El espigado central fue intratable en el balón aéreo y un peligro en los córners.

Iván Calero (Numancia). Un gol que podría valer una salvación. El lateral derecho del equipo soriano anotó el único tanto del choque ante al Extremadura y además fue un buen gol. Un disparo lejano ante la mirada de la defensa del equipo de Almendralejo que le dejó tirar y que nada podía hacer Casto. Además, pudo volver a ver puerta con un centro-chut que en esta ocasión, Casto si pudo desviar a córner.

Centrocampistas

Fidel (Elche). No fue titular, pero entró en la primera parte por la lesión de Iván Sánchez y fue el autor del gol del empate desde el punto de penalti que provocó Juan Cruz. También volvía a aparecer en el gol de Jonathas con una gran asistencia, que el delantero brasileño no desaprovechaba y anotaba el definitivo 1-2.

Luis Milla (Tenerife). Una jornada más, destacamos el partido de Luis Milla. Desde la vuelta del fútbol, el Tenerife es el equipo revelación y es gracias al buen hacer del centrocampista. De nuevo marcó, esta vez desde el punto de penalti y dio de nuevo una clase magistral. Sólo falló en tres pases y fue un incordio durante la primera parte cuando el Tenerife era quien dominaba el balón y supo sufrir cuando el Almería buscaba el gol.

Juanjo Narváez (Las Palmas). Doblete del colombiano que hacía meses que no veía puerta. El primero, aprovechó una galopada del joven Pedri aprovechando que la Ponferradina estaba volcada en ataque y Narváez no perdonaba ante la salida de René. Pocos minutos después, se volvía a plantar sólo ante el portero después de un balón en largo de Álex Suárez y ponía el definitivo 3-0.

Ager Aketxe (Deportivo). Una primera parte para enmarcar, adornada con un golazo de tiro lejano que nada podía hacer Álvaro. En los primeros 45’, se ofrecía, se movía por todo el frente de ataque, bajaba a recibir el balón y fue el motor de la remontada.

Juan Villar (Rayo Vallecano). Como ante el Dépor, doblete de Juan Villar. El jugador cedido por Osasuna resultó clave en la victoria del Rayo ante el Zaragoza. Primero, con un gol tras la salida de un córner al borde del descanso que provocó el enfado de Atienza y luego, a los pocos minutos de comenzar la segunda parte, aprovechando una obra maestra de Jorge De Frutos que tras un gran control dejaba atrás a Nieto y Villar sólo tenía que empujar el balón al interior de la portería.

Delanteros

Christian Santos (Deportivo). El venezolano ha pasado de ser, posiblemente, el jugador más criticado de la plantilla, a ser el 9 titular, tras la vuelta, y además merecido. Santos quería esta jornada hacer un golazo, lo probó primero con una tijera después de un centro de Aketxe pero luego, al borde del descanso, culminó una de las jugadas de la temporada con un media chilena que entraba a pase de Salva Ruíz.

Choco Lozano (Cádiz). Volvió a ver puerta el hondureño y en esta ocasión por partida doble. Abría el marcador después que Álex Fernández no pudiera batir a Lunin desde el punto de penalti. El primero, aprovechó un pase del Pacha Espino para empujar el balón al fondo de las mallas y el segundo, aprovechó el fallo de Lucas Ahijado tras el gran centro de Salvi para sentenciar el choque.

 

 

¡Loco por el fútbol! Aficionado del Real Madrid, Girona y Extremadura pero amante del fútbol en general. "Un partido sin goles es como un domingo sin sol."

Dejar una respuesta