Mejor Once de Segunda Divisón de la Temporada 2019/2020

Mejor Once de Segunda Divisón de la Temporada 2019/2020

0
Compartir

Tras el término de la temporada regular, que deja al Huesca y Cádiz ya como equipos de Primera División y aún falta por confirmar quién les acompañará vía playoff. Esta temporada debemos decir adiós a Dépor, Numancia, Extremadura y Racing que no pudieron conservar la categoría.

 

Portero

Edgar Badía (Elche). Ya cuando jugaba el Reus, se veía que era un portero diferente, pero tras su fichaje por el Elche, dónde se asentó en la portería, demostró lo buen portero que es. Esta temporada, los de Pacheta han pasado de estar en la parte baja, aunque tranquila, de la tabla como fue la pasada temporada a estar en puestos de playoff. En diez partidos ha conseguido quedar su puerta a cero, aunque es muy inferior a los dieciocho de Munir o los dieciséis de Mariño, ha sido más decisivo, ya que ha sido el portero con más paradas por partido con 3. 6, muy superior a las 2.2 paradas de Munir. Sus reflejos y paradas imposibles han hecho que el Elche se haya asentado en la parte noble de la categoría. Sin duda, un portero de Primera División.

Defensas

Son (Ponferradina). Debutante en la categoría y con eso le ha valido para dar el salto a la Primera División de la mano del Levante. Un pulmón por la banda derecha, que hasta el parón, había disputado todos los minutos de todos los partidos disputados. Normalmente lateral derecho salvo en contada ocasiones que jugaba con doble lateral siendo Son el que hiciera de extremo. 6 asistencias esta temporada y podrían haber sido algunas más, ya que constantemente estaba subiendo la banda creando superioridad al defensor.

Jorge Pulido (Huesca). El capitán del Huesca ha vuelto a ascender y la temporada que viene, volverá a disputar la máxima categoría del fútbol español. Uno de los jugadores de campo con más minutos a su espalda, prácticamente, las acumulaciones de amarillas han impedido que jugara todo. Además, este temporada ha sumado dos goles (Dépor y Málaga) y cuatro asistencias. Uno de los mejores centrales de toda la categoría ha sido uno de los pilares para que el Huesca ascendiera, haciendo del Alcoraz un fortín.

Juanma Marrero (Fuenlabrada). El capitán de la revelación de la temporada. El veterano central de 37 años, regresaba a la Segunda División dónde jugó con Las Palmas, Numancia entre otros. Tres goles le contemplan esta temporada pero dónde más ha destacado ha sido en defensa, liderando al segundo equipo menos goleado, por detrás del Málaga. Ya sea en línea de tres centrales, como de dos, titular indiscutible tanto con Mere como con Sandoval.

Pacha Espino (Cádiz). El Cádiz está en Primera División y uno de los culpables, es el Pacha. El uruguayo, ha sido un auténtico puñal toda la temporada. El juego de Cervera no se entendería sin los dos puñales en los laterales. Iza por la derecha y el Pacha por la izquierda. Además, ha marcado un gol, contra el Almería a finales de septiembre que sirvió para ganar el partido.

Centrocampistas

Luis Milla (Tenerife). El mejor jugador desde el parón sin lugar a duda. El Tenerife no pudo alcanzar los playoff por el mal comienzo, ya que tras la vuelta desde la pandemia, fueron de los equipo más en forma ganando además en campos complicados. Posiblemente, uno de los mejores centrocampistas de toda la categoría. Casi el 90% de acierto en el pase, Milla tiene una gran habilidad para el pase, para encontrar huecos y sin duda, se ha ganado a pulso que los equipos de Primera División se fijen en él. Además, esta temporada ha sumado 8 goles, 6 de ellos anotados tras el parón.

Stoichkov (Alcorcón). La revelación de la temporada. El sueño del Alcorcón de luchar por los playoffs fue en gran parte a su 23. La friolera de 16 goles, consiguiendo el Premio Zarra de la categoría. Pero además de esa gran parte de goles, jugando como delantero, o acompañándolo, fue el líder indiscutible. Visión de juego, calidad, regates. Si Stoichkov tenía el día, la defensa no podía pararle. Ernesto, Arribas o Romera han mejorado mucho estando a su lado. Si finalmente regresa al Mallorca, será una alegría para la competición, pero ha hecho una temporada para poder jugar en Primera.

Álex Fernández (Cádiz). La temporada de su vida. Después de pasar por la cantera del Real Madrid, Espanyol, Elche y aventuras en el extranjero como Reading en Inglaterra o HNK Rijeka en Croacia, en Cádiz ha encontrado su lugar. Llegando desde segunda línea, jugando metros por detrás del Choco Lozano, ha anotado 13 goles y ha dado 6 asistencias. Máximo goleador del equipo que durante meses, fue una apisonadora.

Delanteros

Luis Suárez (Zaragoza). Junto a Stoichkov y Merquelanz, el jugador revelación. El delantero colombiano ha pasado de 7 goles la pasada temporada con el Nàstic a 19 y siendo el segundo máximo goleador de la competición. Hasta el parón, cuando más en forma estaba el Zaragoza, Luis era la piedra angular en ataque. Movilidad, velocidad, hambre de gol… Sería extraño que la próxima temporada esté en LaLiga Smartbank, porque además es muy joven.

Cristhian Stuani (Girona). El mejor fichaje de toda la categoría fue cuando el Girona anunciaba que Stuani se quedaba. A pesar de los 29 goles que ha anotado, el equipo no ha podido ascender de forma directa debido a la mala racha de resultados lejos de Montilivi. A pesar de ello, cada defensa rival que se encontraba con el delantero charrúa era sinónimo de miedo. Ya sea desde el punto de penalti, de cabeza, con la derecha o esta temporada, incluso con la zurda, Stuani encontraba la forma de hacerte gol.

Martín Merquelanz (Mirandés). Después de dos lesiones importantes, la última, la pasada temporada a los dos minutos de debutar en Primera ante el Eibar, Iraola y el Mirandés, han recuperado la mejor versión de este prometedor extremo. Sobre todo, extremo izquierdo, pero también puede jugar por la derecha, es un jugador muy rápido, muy inteligente y sobre todo, no es egoísta a pesar de ser delantero. 15 goles además de repartir 9 asistencias, han llevado al Mirandés a luchar por los playoffs y una semifinal de Copa del Rey.

 

Suplentes

Diego Mariño (Sporting). De los mejores porteros en Segunda, esta temporada ha dejado su portería a cero en 16 ocasiones. La falta de gol de los delanteros del equipo, han lastrado las buenas actuaciones de Mariño.

Iza Carcelén y Juan Cala (Cádiz). Ya en el once titular, tenemos a Espino, pero además, habría que añadir a dos piezas fundamentales para el sistema de Cervera. Si en la izquierda, Espino era una bala, en la derecha, Iza no se queda atrás. Goles y asistencias y siempre constante peligro con la superioridad por las bandas. En el centro de la zaga, junto a Fali, se encuentra Cala. Amplia experiencia que le ha dado mucha solidez, buen trato con el balón además, de peligro en área rival en jugadas a balón parado.

Curro Sánchez (Numancia). Aunque no ha podido evitar el descenso de los sorianos, Curro ha sido el jugador más destacado con mucha diferencia. Cayendo a banda o jugando por detrás de Higinio ha demostrado la calidad que tiene en sus botas. 13 goles y 5 asistencias que seguro, le van a valer para, como mínimo, seguir en la categoría de plata.

Raúl Guti (Zaragoza). Esta ha sido la temporada de eclosión del joven futbolista del Zaragoza. Tras abandonar la banda y pasar al centro del campo junto a Eguaras, hemos visto la capacidad del 14. Visión, sacrificio, calidad, además de goles y asistencias.

Darwin Núñez (Almería). Sólo 21 años pero sobre el verde parece más mayor. Con permiso de Suárez y Stuani, el mejor delantero de la categoría. 16 goles pero que podrían haber sido muchos más. Velocidad, fuerza, puede caer a banda… Grandes de Europa están esperando que pasará con el Almería.

Yuri (Ponferradina). Casi 38 años y sigue marcando goles. 18 goles esta temporada, tercer máximo realizador y se ha convertido en el máximo goleador de la historia de la Ponferradina con 157 goles. Y ojalá que sean muchos más.

Mención especial

Jonathan Viera y Adri Embarba: Posiblemente, los dos mejores jugadores que han pasado esta temporada por la categoría. El primero, 10 goles en tan sólo 13 partidos, que hicieron vibrar al estadio de Gran Canaria. Tras el término de su cesión, el equipo no consiguió encontrar un sustituto y acabó la temporada sin pena ni gloria. Por su parte, Embarba abandonó el Rayo también en enero pero por su traspaso al Espanyol dónde finalmente no ha podido mantener la categoría. Con el equipo de la franja roja en 23 partidos anotó 7 goles y dio 11 asistencias. Isi, llamado a sustituirle, no llenó el hueco que dejó el capitán rayista.

¡Loco por el fútbol! Aficionado del Real Madrid, Girona y Extremadura pero amante del fútbol en general. "Un partido sin goles es como un domingo sin sol."

Dejar una respuesta