Análisis Liga 123: Nástic, cuando la experiencia obliga a la cautela

Análisis Liga 123: Nástic, cuando la experiencia obliga a la cautela

142
Compartir

Tras el sufrimiento de la temporada pasada, cuando el plan inicial era entrar, accesible a priori, en Play Off de Ascenso a Primera División, el club tarraconense busca un objetivo más modesto para crecer si la clasificación lo permite: zona tranquila cercando los puestos altos. La experiencia vivida durante la campaña 17/18 unido a una liga de nivel extremadamente competitiva con la presencia de un buen puñado de equipos históricos de renombre, invitan a evitar la presión en un año donde el proyecto con fichajes ilusionantes, puede llevar al Nástic a un premio mayor.

Objetivo: Zona tranquila

José Antonio Gordillo llegó al banquillo del equipo catalán a falta de tres partidos para finalizar la pasada Liga, con el equipo en caída libre, a sólo un punto de los puestos de descenso a Segunda B. Tres partidos, tres victorias, salvación y renovación. Objetivo zona tranquila pero sin perder de vista los puestos de Play Off. La consigna está clara dentro del club granota: No caer en errores del pasado con cotas altas que presionen en demasía  un proyecto serio, más aún con la competitividad que se le presume a la categoría de plata para la campaña 18/19.

Dudas: Adaptación de un equipo prácticamente nuevo

Previsiblemente, no habrá mucho tiempo para adaptarse a la exigencia de la categoría de plata. Se presume una zona media tremendamente igualada, si el equipo no está “on fire” desde le primer partido, pueden surgir dudas que hagan tambalearse un proyecto en cimientos. Aún sin cerrar el capítulo de fichajes, hasta trece caras nuevas (entre altas y vuelta de cesiones) presenta el Nástic, con la difícil misión de ensamblar cada nueva pieza en el engranaje del equipo, y dotar al entorno de una tranquilidad necesaria que permita a la afición ilusionarse para avanzar partido a partido según el plan establecido.

Fichajes: Equilibrio en los refuerzos

De momento son siete los jugadores que se suman a la disciplina tarraconense, aunque la nómina de altas será mayor.

Becerra, procedente del Valladolid, llega a Pucela con la intención de hacerse con el puesto titular en el arco.

En línea defensiva se incorpora Josua Mejías, central venezolano fichado por el Leganés y que llega a préstamo por una temporada.

Para reforzar el mediocentro, se confía en la experiencia del ex-jugador del Oviedo, David Rocha.

Gordillo pedía como prioridad, reforzar el extremo izquierdo. Ya tiene su fichaje, se trata de Abeledo, procedente del At. Malagueño.

En la parcela ofensiva parece cerrado el capítulo de fichajes con hasta tres incorporaciones, destacando la de Manu del Moral, trotamundos de nuestro fútbol. Además, dos jóvenes goleadores querrán hacerse hueco en el equipo: Rodrigo Cuenca, paraguayo con nacionalidad española procedente del At. Baleares y Luis Javier Suárez, colombiano que jugó la pasada temporada en el Watford U23.

 

La estrella: Manu Barreiro

Delantero versátil y con gol como demuestran sus diez dianas en el curso anterior a pesar de las dificultades del equipo por mantener la categoría. En un equipo más equilibrado, su aportación en ataque se antoja fundamental.

Hombres clave

Nombres como Manu del Moral, Kakabadze y un buen Becerra deben componer la línea de flote del equipo granota.

La revelación: Uche

Confíanza en Uche que tendrá la oportunidad para demostrar que aún puede aportar mucho en segunda división.

Lanzador de penaltis: Manu Barreiro/Manu del Moral

Barreiro o Del Moral, de ahí saldrá el lanzador de penas máximas.

Posible once titular

Isaac Becerra; Kakabadze, Javi Jiménez, Abraham, Mejías; Maikel Mesa, Javi Márquez, Fali; Manu del Moral, Barreiro, Uche

 

 

Dejar una respuesta